viernes 1 de junio de 2012

Peligro e ilegalidad

Una empresa de telecomunicaciones contratada por las compañías Edenor y Claro puso en riesgo la seguridad de los lomaverdenses al realizar un tendido de fibra óptica sin respetar los recaudos exigidos por la normativa de seguridad. Pero la falta, además de grave, fue doble, ya que para ello utilizó sin permiso los postes de la red de baja y media tensión de la Cooperativa Eléctrica.

Por ambas irregularidades  la administración de la Cooperativa tomó cartas en el asunto rápidamente, notificando de estos hechos a los organismos de control de la energía eléctrica y enviando cartas documento a Edenor y a Claro, intimándolas a retirar el cableado conectado.

Finalmente, la acción de la Cooperativa surtió efecto: a partir del viernes 18 de marzo, la cuadrilla de Ibercom que estaba trabajando en la zona comenzó a desmontar la fibra óptica.

Irregularidades graves

“Habían tendido la fibra óptica por debajo de la línea de media tensión y colocaron una percha a una distancia inferior a 50 centímetros, sin respetar el margen de seguridad e higiene para la tensión de 13,2 kv, que es de un metro. Además, en los tendidos de baja tensión tampoco respetaron las distancias entre servicios que estipuló el OCEBA, lo que implicó un serio riesgo para la vía pública. Encima no tenían ninguna autorización para usar nuestros postes”, explicó el presidente de la Cooperativa, Raúl Lo Nigro.

“Esto nos afectaba también en el trabajo cotidiano, ya que cuando los operarios tuvieran que subir a un poste se iban a encontrar con un obstáculo, como sucede cuando alguien coloca un cartel en los postes. Además, la gente que realizó ese cableado corrió un grave riesgo de electrocución al hacerlo tan cerca de la media tensión”, agregó.

La situación  es bastante análoga a la que se dio entre febrero y marzo del año pasado con Telecom. En ese caso la Cooperativa también dio intervención a los entes reguladores y la empresa de telefonía subsanó sin dilaciones las anomalías en que había incurrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *